lunes, 24 de noviembre de 2014

Psoriasis: Con la leche hemos topado


Las cosas del blog, que a veces te sorprenden. Nos quedamos en el capítulo anterior con mi supuesta imposibilidad para poder tratarme. Gracias a ese post, me llegaron 2 informaciones que contradecían la opinión de el médico que me vio ese día. Además, gracias a una vecina, pude pedir otra opinión más a un dermatólogo del hospital 12 de Octubre. Las 4 opiniones coincidían, por supuesto que había opciones para tratarme. 

El 24 de Octubre volví al hospital armada hasta los dientes con estos datos, decidida a encontrar respuestas. Mi gozo en un pozo. Me atendió una residente, muy maja y muy dispuesta a encontrar una solución, pero que me remitía a una reunión con otros médicos para discutirlo y tener diferentes opiniones. Quedamos en vernos en unas semanas. Perfecto. 

Cuando llegué a la cita estaba convencida de que esta vez no iba a haber ningún problema. Tenía bastante buena opinión del médico con el que me iba a reunir, y estaba segura de que en esta ocasión tendría una respuesta satisfactoria. Entramos al despacho, resumimos mi historial médico y pasamos a enumerar los diferentes tratamientos a los que podía optar:

- Cremas: Inútil, nunca me han hecho efecto. 

- Sistémicos (Pastillas): 2 de ellos descartados por el tema futuro embarazo, uno de ellos quedaba como posible opción. 

- Corticoides: Existe la posiblidad de inyectarme corticoides en las uñas. Son 2 pinchazos de anestesia y uno por debajo de la uña. La primera evaluación fue que "seguramente tu psoriasis esté demasiado avanzada como para que funcione"

- Biológicos; Y aquí entramos en el dilema "interrupción de tratamiento Si o No" y "Compatibilidad con la lactancia Si o No". Según e-lactancia, 3 tratamientos de los posibles tratamientos son Riesgo 0 y uno de ellos es Riesgo 1. Y asi se lo hice saber al médico. 

Vino el resto del equipo (unos 10 médicos más), y entre todos iban a decidir mi tratamiento. Antes de que me marchara, volvimos a resumir todo lo que habíamos hablado:

- "Algo más que quieras que tengamos en cuenta?"
- "Si, el tema de la lactancia. Además soy donante y me gustaría seguir siéndolo (no sabía si con el medicamento de riesgo 1 podía seguir donando). 
- Pero si tu hijo ya tiene 6 meses, ya no le das. 
- Por supuesto que le doy. 
- Y cuanto pretendes seguir?
- Tal como aconseja la OMS,  hasta los 2 años. 

Salí de la sala, totalmente alucinada por la conversación que acabábamos de mantener. Me volvieron a llamar a los 10 minutos. Ahí el cuento ya había cambiado. Que no, que al estar con lactancia mi única opción eran los corticoides inyectados. Que de biológicos ni hablamos. Volví a mencionar e-lactancia, incluso que el banco de leche me permitía seguir donando, pero fue imposible, el médico me aseguraba que estaba absolutamente seguro de que era incompatible. Quedamos en vernos para las inyecciones. 

Salí en shock. Y con dudas, muchas dudas. Por un lado, un médico al que tengo en MUY buena consideración y que se que no es precisamente una persona que no se preocupe por sus pacientes me asegura que está convencido de que el tratamiento no es compatible, y me propone un tratamiento alternativo. Por otro lado, e-lactancia y su riesgo 0, que siempre decimos que va a misa. Y yo ahora a quien creo?

Por la noche no conseguí dormir. A las 2 de la mañana me encontré en el salón, nerviosa y llorando. 3 pinchazos por uña... pero es que yo tengo 13 uñas afectadas. 39 pinchazos una vez al mes. En que momento se me ha ocurrido a mi acceder a algo así? No lo veo, no me parece una opción lógica, pero sigo sin saber a quien creer. Así que finalmente decidí pedir opinión a todo aquel que me la dio en primer lugar, además de volver a preguntar en el banco de leche. En las opiniones hubo una ligera disparidad, pero el banco lo tuvo bastante claro

Este viernes me pasé por allí, a entregar botes y ya de paso preguntar. Las neonatólogas no estaban en ese momento, pero quedaron en mirarlo en llamarme. Y así lo hicieron, incluso 2 veces. Su opinión: Uno de los medicamentos apenas tiene estudios, pero en cuanto a los otros 2, uno de ellos tiene 12 referencias y el otro 39, lo que consideran suficiente para que las conclusiones sean fiables. Esos estudios dicen que no hay riesgo, el banco considera que puedo seguir donando y obviamente si la leche que yo dono es segura para un prematuro, también lo es para mi hijo. Y a mi esa explicación me convence.

Hasta esta conversación pasé semanas bastante complicadas. Por un lado, las dudas sobre la disparidad de opiniones. A quién me creo? Considero que todos los médicos que he consultado son buenos profesionales, y que todos me han aconsejado con estando seguros de la información que ellos tienen.

Finalmente, la del banco de leche fue la que más me convenció (también tengo que decir que fue la mayoritaria), y en base a eso he decidido pedir mi expediente y trasladarme a otro hospital con la esperanza de encontrar un dermatólogo algo más afin. Ya os iré contando porque tengo la sensación de que va a traer cola.

Y desde aquí quiero dar las gracias a todos las personas que con toda su buena voluntad me han dado su opinión y me han intentado aconsejar, desde los médicos consultados hasta Acción Psoriasis (anda que no os doy la vara) y sobre todo al equipo del banco de leche. Si es que la que más gana donando soy yo. 

martes, 18 de noviembre de 2014

Nonabox de Octubre

La caja Nonabox de Octubre es una de cal y una de arena. Por un lado tiene productos que me han gustado muchísimo, y por otro lado, cosas que me han dejado fría. Opiniones hay para todos los gustos, he estado mirando en otros blogs y hay cajas que traían productos con los que se me hubiera caído la baba sin ninguna duda, así que solamente es cuestión de la combinación que me ha tocado en suerte esta vez (hay veces que algunos productos le llegan a unas un mes y a otras al siguiente, y de todas formas recordad que mi caja NO ES PERSONALIZADA, así que difiere un poco de lo que os podríais encontrar en la vuestra). En fin, vamos con ello. 

Aden + Anais -  Muselina: 

Fue lo primero que vi cuando abrí la caja y a mi con esto ya me tenían ganada. Recibí una de color verde en la primera caja y sin duda es uno de mis productos favoritos: Es suave, es ligera y es super práctica. La hemos usado de sábana y de manta y creo que es de las cosas más prácticas que tenemos, sobre todo en verano. Justo estaba planeando comprarme otra (cosa que acabaré haciendo aunque sea por vicio porque tienen estampados preciosos) así que me alegré muchísimo cuando la ví en la caja. Tanto, que la foto la hice cuando ya la había lavado, venía con una presentación mucho más mona pero me pudo el ansia!

Nuk - Chupete Cotton Party: 


Me vino ya en una caja anterior y ya lo probé con PF, tuvo éxito durante 2 minutos (algunos han durado menos). Lo regalaré, que tener chupetes siempre viene bien. A mi desde luego todos lo que me ha mandado Nonabox me han servido para tener claro que PF pasa de ellos sin tener que arruinarme comprando de todas las marcas. 

Sesderma - Nanocare: 


Esto, más que decepción, fue un "no lo entiendo". Es un gel de rejuvenecimiento genital, si, como suena. Ya vino otra crema de esta marca en una caja anterior y me gustó mucho, pero esto, al menos en mi opinión, que puedo estar equivocada, es crear necesidades donde no las hay. En la descripción del producto dice que también reafirma y unifica el tono, y si eso puede ayudar con problemas del suelo pélvico (cosa que desconozco), entonces cambio de opinión, pero si no de verdad que es un producto que no acabo de ver claro. 

Dormitilas - Lámina decorativa:


Me gusta mucho, tanto el texto como el diseño. Cuando nos mudemos y le monte una habitación nueva a PF probablemente le buscaré un hueco. 

We are knitters - Patrón:


Y esta fue la decepción. Es un patrón de We are knitters, para hacer un gorro. Por un lado, vale, te puedes hacer el gorro con tus agujas y con la lana que te de la gana. Pero si la intención es motivarnos para engancharnos a hacer ganchillo, no funciona. Yo estaba dudosa, alguna vez fantasee con intentarlo (en mis tiempos mozos hice punto de cruz) pero fue leer el patrón y ver eso de "monta 40 puntos, teje de la vuelta 1 a la 4... " y mi motivación se fue al traste. Creo que con el Kit completo casi seguro que al menos lo hubiera intentado, pero el efecto conseguido ha sido el contrario. 

Uriage - Crema de pañal 1º Change:


Conocía la marca pero no tenía ni idea de que vendían cremas para pañales. Una crema para el pañal siempre viene bien porque seguro que la acabamos utilizando, y a mi me apetece mucho probar una nueva. 

Resumiendo, aunque hay cosas que claramente no me han gustado, en mi opinión la crema de Uriage y sobre todo la muselina lo compensan, porque son 2 productos que me hubiera comprado de todas formas y ambos juntos ya casi cubren el valor de la caja. Y como ya he dicho, mi combinación no es personalizada, pero he cotilleado otras cajas de otras blogueras y había otros productos muy chulos. 

Os recuerdo que os podéis suscribir a Nonabox con un 10% de descuento pinchando aquí y usando el código NUBEAZUL.

domingo, 16 de noviembre de 2014

6 meses


Y parece que nació ayer... la madre del cordero...

Creo que definitivamente me he quedado sin bebé pequeño "recién nacido" y ya lo que tengo es un bebote grande con todas las letras. Ha crecido tanto este mes...

En el avión de ida a Suiza descubrí que le había salido un diente. En el de vuelta, que le había salido el de al lado. 36 horas, 2 dientes asomando, pobrecito, así rabiaba tanto las semanas anteriores. Ahora está super gracioso con sus 2 dientecitos de abajo asomando, aunque nos hayamos llevado algún mordisco que otro (yo me llevé uno en la teta en el que acabé mentando a la $%&& madre que le parió, que total, como soy yo, no se va a ofender nadie)

Hablando de la teta, he dejado de ser exclusiva, y aunque al principio me daba pena, me lo estoy pasando TAN bien, que es una gozada. 10 días antes de cumplir los 6 meses empezamos con el Baby Led Weaning, del que ya os hablaré detalladamente. Pero os adelanto que él está disfrutando muchísimo, y que yo me parto viéndole comer zanahorias y pan tumaca como si no hubiera mañana, con restos de tomate hasta en los ojos. 

También ha empezado a ponerse a 4 patas, y hoy ya le he visto dar medio pasito gateando. El muy cachondo ya avanza poco a poco sentado, el otro día le dejé sentado en una alfombra, me di la vuelta para hacer algo y cuando volví a mirar estaba a medio metro. Y cuando aprendió a hacer eso? Ni idea, pero miedo me da cuando le persiga por media casa. Y más que a mi, a quien debería darle miedo es a los perros, porque cada día le gustan más. Al pobre Blues se le va a acabar la paz. 

Este mes ha crecido poquito, está en 9, 120kg y 70 cm. Acostumbrada al kilo y pico que se solía meter cada mes, es todo un cambio que mi brazo y mi espalda agradecen una barbaridad. 

Sigue siendo un niño simpático, que sonríe a todo el mundo (excepto cuando le hablan muy alto, odia el ruido), que se adapta muy bien a los cambios de horario y al que me puedo llevar casi a donde quiera. Desde que empezó la AC duerme algo más inquieto, se engancha más veces a la teta y se mueve más. A mi tanto movimiento me despierta y hace que duerma menos, pero en general no me puedo quejar porque no siento que pase los días con sueño, el colecho me sigue salvando la vida. 

Y yo no me creo que hace apenas 6 meses estuviera con él en el hospital, tan pequeñito... Pero en los últimos 6 meses, pese a lo difícil que es todo fuera de casa, dentro al menos todo sigue siendo... pues como tiene que ser. No voy a decir que es fácil porque la maternidad no lo es, pero si puedo decir que fluye. Me siento bien, relajada, cómoda, feliz, segura, y muy a gusto en este papel. Si me hubieran dicho que los 6 primeros meses iban a ser así no me lo hubiera creído, pensaba que iba a ser mucho peor, y creo que precisamente prepararme para lo peor y no haber idealizado una maternidad como las de los anuncios ha sido lo que ha conseguido que no me pegue el batacazo. 

En lo que no exageran ni los anuncios, ni las madres ni nadie es en el amor. Como se puede querer tanto a alguien tan pequeño? Ahora que ya es más consciente, cuando me sonríe cuando me ve, se me tira a los brazos, se calma cuando le abrazo y le canto... Dirán que yo le mimo, pero el que me mima es el a mi, porque cada sonrisa, cada caricia o cada babeo de mejilla hacen que me derrita. El día que me llame mamá no me lo quiero ni imaginar, creo que acabo en el hospital con un ataque de babas. 

Que paséis buen domingo!

lunes, 10 de noviembre de 2014

Ahora lo entiendo, o lo que aprendí de la blogosfera

http://bittia.wordpress.com/

Y es que hay cosas que hasta que no las vives, es imposible entenderlas. 

Antes de pertenecer a la blogosfera fui lectora anónima durante mucho tiempo. Empecé por la web del "El parto es nuestro" y no se muy bien como acabé leyendo a algunas de las blogueras más antiguas de éste círculo. Ellas, las primeras en empezar a poner letras a su maternidad tenía un punto común que en un principio no entendí, y que tampoco me llamó la atención: Casi todas, antes o después expresaban de una manera u otra que compartían sus sentimientos en internet porque se sentían incomprendidas o solas en su vida 1.0.

Han pasado 5 años y al menos a mi me daba la sensación de que la cosa había cambiado mucho. Que los temas de los que se habla aquí en la blogosfera eran ya bastante más comunes en la vida real. Estaba preparada para luchar por un parto respetado, sabía que me tocaría dar explicaciones, pero poco más.

Tuve muy poco contacto con otras embarazadas antes de que naciera PF. Básicamente mi círculo se redujo a mi doula Ana, mi amiga Cris y poco más. Me encontraba tan mal que tampoco estaba para salir, ni para tomar un café, ni para nada, y viví mi aislamiento particular bastante bien. Lo único que hacía era leer, leer en cantidades industriales.

Al nacer PF lo que tuve fue un subidón de energía brutal. Ya no vomitaba, no tenía nauseas, no me encontraba mal, y aunque tenía ciertas molestias y algo de cansancio, en general estaba como una rosa. Y todo lo que me estaba pasando era tan intenso, tan alucinante, que lo único que quería era compartirlo. Desde lo duro pero increíble del parto hasta lo apasionante que me resulta la lactancia, pasando por mis inicios en el mundo del porteo, que cada día me gusta más. Un montón de información y de sensaciones que compartir... pero sin receptor a la vista.

Se lo contaba todo a Tarek porque no me quedaba otra, y Tarek puede ser un esposo paciente y un padre maravilloso, pero también le gusta hablar de motos y de chistes malos de vez en cuando. En mi entorno no hay embarazadas, con las pocas que he coincidido no he conectado porque no compartimos la misma visión de la maternidad, y las pocas madres que conozco generalmente ya están en otra fase, bien porque sus hijos son más mayores o bien porque ellas mismas tienen mucha más edad que yo y por tanto probablemente lo viven de otra forma.

Me faltaba horriblemente tener otra mujer que estuviera pasando por algo similar para compartir. Salía a pasear sola con mi carrito y me hubiera gustado tener a otra mujer paseando al lado y poder charlar, alguien a quien recurrir cuando necesitas salir de casa porque se te caen las paredes encima, alguien que enriqueciera mi experiencia con la suya. Pero... eso donde narices se encuentra????

A veces salgo a la calle y veo mujeres paseando juntas con sus niños, y no puedo evitar preguntarme donde se han conocido. Ya eran amigas y son vecinas? Esas amistades se hacen en el curso de preparación al parto al que yo no fui? Que pasa con las madres cuyos hijos no tienen edad de ir al parque? Como se conoce a otras madres cuando vives en "Villa Nany"? Misterios sin resolver que pueden parecer una chorrada, pero que yo no paro de preguntarme.

La segunda opción era obviamente volcarme en el blog, pero tengo 2 problemas: Uno, que me falta tiempo. Y el otro, que de verdad que tengo la sensación que todo lo que tengo que decir ya lo ha dicho alguien antes que yo, y seguramente mucho mejor. No se puede mejorar al maestro, y yo casi todo lo que se lo he aprendido leyendo blogs. Creo que es el único sentido en el que me siento primeriza: estoy muy segura de lo que hago, pero estoy poco segura de compartirlo, porque se que las experiencias son un mundo y que lo que a mi me parece la leche para otra puede ser una gran chorrada. Y sobre todo, porque no creo que tenga nada nuevo que aportar.

Han hecho falta 4 años para entender porqué esas mujeres en su día volcaron sus sentimientos, sus vivencias y su sabiduría en Internet. Porque no solamente hace falta una tribu entera para criar a un niño, también hace falta una tribu para que la madre no se vuelva loca. Ahora se como se siente una madre sin esa tribu, y lo solitaria que puede llegar a ser la maternidad. Ahora echo de menos ese círculo, y pienso como poder transformar todo esto en algo productivo... pasito a pasito....

Y a todas esas blogueras, a las "dinosaurias", gracias. Porque sin todo lo que aprendí de vosotras hoy seguramente sería una madre muy distinta, y me atrevo a decir que mucho peor. Porque a mi la maternidad me daba mucho miedo hasta que empecé a leeros, y vi que podía hacer las cosas a mi manera y no pasaba nada. Porque creo que muchos de vuestros post han contribuido a que mi hijo crezca un poco más feliz. Y eso chicas, eso no hay palabras en el mundo que lo agradezcan. 

lunes, 3 de noviembre de 2014

Resumen de un viaje relámpago


Sobreviví. Por los pelos pero sobreviví. Y PF volvió casa en perfecto estado de forma, y sin daños mentales aparentes. Gracias por las velas, los consejos y los ánimos, me vinieron muy bien. 

Cosas que salieron bien:

- El despegue del vuelo de ida, bebé a la teta sin llorar, y poco después se durmió durante unos 45 minutos. 

- Ponerme y quitarme el Mei Tai sola 500 mil veces sin que se me caiga el niño o sacarle un ojo a alguien

- El paracetamol que me pasó el azafato del vuelo de ida. 

- Los taxis. PF no lloró en NINGUNO. Teniendo en cuenta que en último estuvo más o menos una hora (de Basel a Zürich) es todo un milagro. 

- Sacarme la teta de mil formas y maneras y que nadie se sorprendiera o comentara. 

- El hotel. PF fue feliz jugando en el suelo de moqueta. Yo conseguí ducharme no una si no 2 veces mientras el dormía plácidamente, e incluso me sequé el pelo con secador por primera vez en 6 meses. 

- La cena. Me lo pasé genial, PF jugó en su trona, y aunque se despertó varias veces en general se portó estupendamente. La verdad es que se adapta a todo, bendito niño. 

- El paseo de ida y vuelta al hotel, no me perdí y me encantó lo que vi. Pasear por ciudades que no conozco es una de las cosas más chulas de esta vida.

- El pedazo de desayuno que me subieron a la habitación. 

- PF tranquilo durante casi todo el día, paseando de mano en mano, en el Mei Tai, en el carro... Incluso se durmió media conferencia. 

- Lo estupendamente bien que me quedaba el vestido que me puse. 

- La charla que Helen, autora del blog The flaky fashionista dio sobre el día a día de un paciente con psoriasis. No pude parar de reir. 

- Rick Guidotti de Postivie Exposure, y Louise de Novartis. Gente maravillosa de la que ya os hablaré. 

- Volver a una reunión de Social Media 3 años después. 

- La señora que me paró en el aeropuerto de Zürich y se ofreció a ayudarme con el enano. Incluso jugó con el un rato para que yo descansara los brazos, y me ayudó con las bolsas. Un monumento le ponía, que cielo de mujer. 

- El señor que iba a mi lado en la vuelta y que rechazó un cambio a primera porque "el también tiene hijos y sabe lo duro que es viajar con ellos". Finalmente si que se cambió, pero para dejarme el asiento de al lado libre y tener más espacio. 

- Que PF se durmiera a mitad del vuelo de vuelta, y se despertara al día siguiente. 

- Los pasajeros que, ante mi cara de "me quiero morir del cansancio" vinieron a decirme lo bien que se había portado PF aunque llorara al principio. 

- Tarek y SantaMadre en el aeropuerto. 

- La sensación de haber hecho una actividad para adultos aunque fuera solo durante 36 horas. 


Echaré de menos Basel...

Cosas que salieron como el culo:

- Salir pitando y que se me olvidara el sandwich para comer algo en el avión.

- Que pudiendo tocarme al lado cualquier señora mayor que me contara todas sus batallas de cuando sus hijos eran pequeños (creo que en esta situación me hubiera tragado todas), me tocara un pobre hombre que iba en viaje de negocios (y que le echó mucha filosofía, educación y paciencia al asunto) y una rubia oxigenada que tardó exactamente 3 segundos en pedir un cambio de asiento. Mi mirada suplicante fue lo que acabó ablandando al azafato. 

-  Cual es el mejor momento para que un bebé cague? Da igual, siempre y cuando sea antes de aterrizar. Cambiar un pañal de caca en un avión debería considerarse deporte olímpico.

- PF llorando a voces al aterrizar. No quiso teta.

- Salir tarde del hotel y que no me diera tiempo a bajar a ver el río antes de ir a la cena. 

- Distraerme con la ducha, el desayuno, y la maleta (porqué coño deshice la maleta el dia anterior??? En que estaba pensando????) y salir tarde del hotel. 

- Verme fuera de algunas conversaciones, y tener la sensación de que el motivo es el bebé que llevo colgando. 

- Que PF se pusiera a llorar como si le fuera la vida en ello 5 minutos antes de que llegara mi turno en la conferencia. Un monumento a Rick y Louise por encargarse de él. 

- Perder el tren a Zürich porque ningún taxi tenía asiento para PF. Finalmente encontramos uno que me llevó al aeropuerto directamente (1 hora de viaje), pero teniendo en cuenta lo que vino después, casi fue lo mejor. 

- La amable señorita de Iberia que facturó mi equipaje en el aeropuerto y que no solo me obligó a facturar el carrito (en ese momento yo estaba agotada y PF necesitaba sentarse y jugar, no ser porteado), si no que no tuvo mejor idea que sentarme en el centro de una fila de 3. Los azafatos fliparon cuando lo vieron. 

- Quitarme y ponerme el Mei Tai n-mil veces, una de ellas en el servicio (mojado) para cambiarle el pañal a PF. Yo ya no tenía paciencia ninguna. 

- Salir del baño y encontrarme, en un lateral de las facturaciones, a 4 tios y una azafata dando vueltas al rededor del chasis de mi carro. Descubrir que son tan listos que lo han abierto y ahora no saben como cerrarlo. Fui a solucionarles la papeleta por la cuenta que me trae, pero me gustaría saber que narices hubieran hecho si no llego a pasar por allí. Si no me hubieran obligado a facturarlo, eso no les pasa...

- Acabar sentados en el suelo delante del embarque porque no hay fuerzas para ponerme a buscar la zona familiar del aeropuerto. 

- La más de media hora de cola que me tragué para sentarme en el avión. Y el pobre PF pegando voces porque tenía hambre. 

- El IMBÉCIL REDOMADO que me soltó eso de "espero que el niño no se tire así todo el vuelo"

- PF protestando porque quiere dormir. Yo intentando tumbarle, calmarle, que no le diera la luz en la cara... Y la señora de detrás haciéndole monerías el niño, que obviamente acabó tan pasado de vueltas que parecía que alguien le había dado cocaína. Los azafatos me salvaron la vida mandándome a la parte de atrás del avión con las luces apagadas, pero... sin Mei Tai no hay huevos de dormirle. Volví corriendo a por él, y para atármelo tuve que dejarle en el suelo porque no había otro sitio. Quiero una emeibaby ya. 

- Esa sensación de querer sentarme en el suelo y llorar

- El pedazo de moratón que tengo en la pierna y que desconozco como narices me hice

- Las agujetas que todavía arrastro en espalda y brazos. 

miércoles, 29 de octubre de 2014

Donación de leche en el 12 de Octubre


Conocí el banco de Leche Humana gracias a este post de Suu. Me gustó lo que leí, me quedé con la idea, pero tengo que ser sincera, la donación de leche no era mi prioridad ni durante el embarazo ni tras el parto. 

Los principios de nuestra lactancia ya los conté, no tuvimos ni grietas ni mastitis pero si dolor, mucha irritación, alergia y obstrucciones. La primera llegó al cabo de un mes aproximadamente, conseguí solucionarla en unas 24 horas. Justo a las 6 semanas tuve otra bastante más fuerte, me dolía incluos al mover el brazo y me duró 2 días. Para resolver una obstrucción vienen bien el calor, los masajes y sobre todo que el bebé mame para deshacerla, pero a PF no le daba para mamar todo lo que yo necesitaba para quitarme la que tenía ahí armada. Así que me tuve que extraer. 

Mi primera extracción fueron unos 50ml que congelé para hacer la prueba de la lipasa. Pocos días antes de empezar a trabajar decidimos probar a darle en biberón, para ver si era una solución durante las horas que yo pasaría fuera. Es bien sabido que PF si hubiera podido nos hubiera hecho una peineta, no quiere el biberón ni en pintura. 

Bien, extraerme no me servía de absolutamente nada porque por mucho que hiciera un banco de leche, estaba claro que PF no se la iba a tomar (probamos varias veces, nunca hubo manera). Pero con el tema obstrucciones a mi de vez en cuando no me quedaba más remedio que extraerme. Y esos 60, 80 en ocasiones hasta 150ml acababan cayendo por el desagüe, cosa que me daba una rabia horrible. La solución más práctica? Hacerme donante. 

Busqué el post de Suu, consulté los requisitos y los horarios y allá por principios de agosto, Tarek, PF y yo nos pasamos por el banco de leche. Nos explicaron en que consistía todo, las medidas de higiene a la hora de extraer, me hicieron un análisis de sangre, me prepararon una bolsa con todo el material, y al cabo de un par de días tras recibir los resultados de los análisis, me confirmaron que podía donar. Empecé a extraer y a congelar, y de momento la experiencia está siendo la mar de satisfactoria.

Que necesita una mujer para ser donante? Pues lo primero, tener tiempo para extraerte y ganas. En segundo lugar se necesitan unos hábitos saludables de vida, NO fumar y tener un consumo muy esporádico o nulo de alcohol, bebidas con cafeína, etc. El test de sangre confirmará que no tenemos ninguna enfermedad contagiosa, y por ese lado ya está todo resuelto. He leído en algún sitio que solo se permite donar durante los 6 primeros meses de la lactancia pero eso NO ES CIERTO. Mientras dure la lactancia o se tenga leche, se puede donar. 
En cuanto a las dudas sobre si por extraer nuestro bebé se va a quedar con hambre, recordar que la producción de leche materna depende de la demanda, así que al contrario, vuestro bebé se verá beneficiado. 

Cuales son las medidas de higiene que se deben tomar a la hora de extraerse? En primer lugar, un buen lavado de manos (yo además por el tema psoriasis, me extraigo con guantes, pero eso es cosa mía). Por otro lado, ponernos una mascarilla y una redecilla en el pelo para evitar contaminaciones. El extractor también hay que esterilizarlo antes y secarlo con una toalla de papel. 

Hay una cantidad mínima para donar? No, cualquier cantidad es bienvenida. Yo por diferentes circunstancias he llevado solo 3 botes en alguna ocasión, o hasta 8-9 en otra, y siempre me han recibido igual de bien. Importante: La leche que se entregue tiene que tener máximo 15 días de antigüedad. 

Que material nos da el banco de leche? El banco de leche nos entrega una bolsa que contiene:

- Botes de cristal esterilizados para almacenar la leche extraída. 
- Mascarillas y redecillas para el pelo. En mi caso también me dan guantes. 
- Pegatinas con nuestro nombre para etiquetar los botes, en las que tenemos que rellenar la fecha y la cantidad extraída. 
- Bolsas Quick Clean de Medela para esterilizar el extractor (cada bolsa se puede usar para 20 esterilizaciones)
- Una bolsa de frío para transportar los botes
- Cuando vamos a entregar los botes, nos dan un ticket válido por una hora de parking. 

Donde está y que horario tiene? El banco de leche está en la planta baja del edificio de maternidad del Hospital 12 de Octubre. El parking más cercano es el del Helipuerto (el ticket que nos dan solo vale en ese parking). Está abierto de lunes a viernes de 8 a 17h. Fuera de ese horario se puede entregar la leche en el servicio de Neonatología, pero hay que llamar antes para que nos preparen el material que nos tengamos que llevar (si necesitamos botes, pegatinas, etc). Si queréis más información, esta es la web

Tras 3 meses como donante, solo puedo recomendarlo a toda aquella que quiera y pueda. Por mi parte he dejado de tener obstrucciones porque en cuanto me noto el pecho más cargado me extraigo, no he tenido ninguna desde entonces. Y por supuesto está la satisfacción de saber que esa leche que yo de otra manera tendría que tirar, sirve para ayudar a un montón de niños que lo necesitan. 

Y tu, has donado leche o te lo has planteado en algún momento?

lunes, 27 de octubre de 2014

Madre (viajera) al borde de un ataque de nervios


Imagen super idílica (pero a mi no me engañan!) sacada de guiaparapapasnovatos.wordpress.com 

Hace muchos meses escribí una entrada contando mis aventuras mañaneras, y dejé caer que en Octubre os contaría a donde iba esa mañana en la que PF decidió usar mi ropa de pañal. Pues bien, ya estamos en Octubre, desde hace un buen rato de hecho. 

Esa mañana iba a una sesión de fotos para una campaña sobre Psoriasis en colaboración con Acción Psoriasis y una empresa farmacéutica. Si, soy la única loca a la que se le ocurre aparecer en fotos a las 6 semanas de parir, tras un embarazo en el que engordé 25 kilos, sin pasar por la pelu ni por una mera depilación de cejas, y con el pelo resultante de una ducha exprés 10 minutos antes de salir de casa. Valiente soy un rato, no me lo podéis negar. 

Si la locura transitoria hubiera acabado ahí, vale. Porque oye, el fotógrafo era la leche y con esta materia prima hizo muy buen trabajo. Pero semanas después, recibí otra llamada de Acción Psoriasis: "Oye mira, que el día 29 es el día internacional de la Psoriasis y la farmacéutica te invita a la presentación de la campaña, para que hables un poco de tu experiencia. Por cierto, es en Suiza." 

Ya decía mi madre que yo desde mi más tierna infancia siempre me he apuntado a un bombardeo. 30 años y sigo igual, que le vamos a hacer.  Me acordé de esa madre llevando a su bebé al parlamento europeo y pensé que si ella se puede, yo también. 


Resumiendo, que mañana PF y yo nos vamos a Suiza. El planazo incluye viaje en avión, cena en restaurante guay, hotel, y al día siguiente presentación y charlas. Mola eh?

Que si, que me apetece un montón. Pero solo me dan miedo un par de cosillas tales como:

- Que tal me voy a manejar sola con un bebé para coger un avión

- Si los pasajeros de mis transportes varios no me acabarán tirando por la ventana cuando PF salude a todos con sus gritos de delfín. 

- Que el taxista no me abandone en medio de la ciudad cuando PF se ponga a llorar en el coche

- La cena en todas sus variantes. Porque PF puede ser un santo o armarla. 

- Sacarme la teta en todos lados. En el taxi, en la cena, en la presentación, en el avión.... Que no es por pudor, es por tanta historia de miedo ya leída. 

- Conseguir ducharme sin nadie que me vigile al enano. 

- Llegar a todos los sitios sin vómito en la ropa. 

- No perder el avión de vuelta

- No morir de un ataque de nervios

- Si mi brazo aguantará los 9 kilazos del enano sin padre al que enchufárselo. Bendito Mei Tai. 

Y podría seguir la lista hasta el infinito, pero ya entraríamos en cosas como que el avión traiga un paciente con ébola, o que haya un tornado en Suiza, o que me encuentre a medio gobierno en el viaje y de la exclusiva de mi vida (dado el destino, altamente posible). Si, se me va la cabeza, lo se. También se que es un bebé y que se comporta como tal y el resto del mundo debería entenderlo, pero el "resto del mundo" es un concepto que admite demasiadas variantes.

En fin, que todo esto era para pediros que 

A) Me contéis todos los trucos habidos y por haber para viajar con un bebé de 5 meses. 
B) Recéis por mi, me encendáis velas o lo que os de la gana. Pero en cantidades industriales. 

Os he programado un post para el miércoles que tenía ganas de publicar hace tiempo. Por lo demás, a la vuelta os cuento.